cuento de Navidad Iª entrega

Viernes, 25 diciembre 2009 a las 12:08 | Publicado en diáspora, espíritus, política y sociología | Deja un comentario

CUENTO DE NAVIDAD de Javier Sáez

José era carpintero, judío y gay. Haciendo uso de
sus conocimientos, se había fabricado un gran armario en Belén, en el
que vivía con su amiga María, al abrigo de la persecución homófoba que
había desatado el imperio romano contra los homosexuales y los judíos
de Jerusalén. María no había conocido varón, era lesbiana, y había
decidido tener un hijo por inseminación artificial con el esperma de su
mejor amigo, José. Ahora se encontraba a punto de dar a luz en el
armario de Belén. La noticia corrió por el ambiente y llegó hasta los
rincones más alejados de Oriente.

En el Kurdistán vivía el antiguo rey Melchor, que

había sido destronado por los turcos cuando invadieron el país. Melchor
tenía 50 años, llevaba una larga barba blanca que cubría un torso ancho
lleno de vello que hacía las delicias de los pastorcillos kurdos. Había
conocido a José en el cuarto oscuro de un bar de Ereván, la capital de
Armenia, y sabía que él y su amiga María esperaban un niño, así que
decidió ir a verles para celebrar con ellos el alumbramiento. Se montó
en su camello con algunos regalos -una chupa de cuero para María, una
botella de popper de Kazajstán para José y la última edición en
pergamino del Planeta Marica- y se encaminó hacia Belén. Al llegar a un
oasis en el desierto de Palestina Melchor hizo una parada para ir a
mear junto a una palmera, y en ese momento se encontró con un hombre de
hermosos bigotes, ya entrado en años, que estaba meando a su lado y que
le miraba insistentemente. Melchor le invitó a pasar la noche con él en
su tienda. Durante la cena el hombre le explicó que se llamaba Gaspar,
era palestino y había sido rey. Casualmente también conocía a José y la
noticia del parto, y en ese momento se encaminaba a Belén para conocer
al niño y darles algunos presentes: opio iraní de la mejor calidad para
ella y telas de Palestina para él. Melchor y Gaspar pasaron una
apasionada noche de amor en el oasis, y decidieron… (continuará)

(vía L. Platero @Facebook)

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: