protejamos el kiwi

Martes, 13 febrero 2007 a las 5:24 | Publicado en lo personal es político, política y sociología | Deja un comentario

un kiwi de los otrosA pesar de su aspecto externo poco atractivo, se trata de un fruto muy sabroso y saludable. A la hora de consumir esta fruta, hay que elegir ejemplares con tacto. Se deben descartar los kiwis muy tiernos (pedofilia) o dañados (por higiene) porque tienen menos sabor o sabores extraños. El tamaño no influye en la calidad del fruto. En un lugar fresco, el kiwi puede conservarse durante mucho tiempo siempre que esté protegido contra la deshidratación.
Y os preguntaréis: ¿Por qué hay que proteger al kiwi? Porque científicos americanos han descubierto que:
– Prácticamente toda la población estará expuesta, al menos una vez en su vida, a la infección por Virus del Papiloma Humano.
– La mayoría de las veces la infección remite espontáneamente y no deja secuelas. No todas/os las/os infectadas/os por VPH acaban desarrollando cáncer ginecológico o anogenital.
– El varón (los que no tienen kiwi) es, esencialmente, portador del patógeno. Sufre sus consecuencias en menor grado, pero también puede desarrollar cáncer orofaríngeo, de pene y de ano por VPH.
– El preservativo reduce las posibilidades de contagio, pero no las elimina completamente, puesto que toda la superficie anogenital puede albergar el virus.Por cierto, que también las barreras de látex ayudan a prevenir, reduciendo el riesgo…

protegen contra el VPH

– La vacuna del VPH no protege contra otras enfermedades de transmisión sexual. No es un salvoconducto para tener relaciones sin látex, incluso entre mujeres.
– Esta inmunización tampoco implica descuidar las revisiones ginecológicas pertinentes.
Pues bien,
aquí y ahora, en Madrid, año 2.007, mi médica de cabecera me intenta disuadir de hacerme un frotis de Papanicolau (¡1 al año! -no hace daño…-), y la comadrona de la citología que finalmente consigo me echa la bronca por no ser necesario, según ella, antes de los 50 años…
La vacuna contra el cáncer de cuello de útero actúa contra cuatro tipos de virus del HPV entre los que se encuentran el 16 y 18, responsables del 70% de los cánceres de cuello uterino. Debe administrarse a las mujeres de entre 9 y 26 años, si bien se recomienda que se lleve a cabo preferentemente entre los 11 y los 12 años, según los especialistas. No se descarta que en el futuro se vacune también a mujeres mayores de 30 años y en España se comercializará a partir de junio de 2007. Así que, ya sabéis… ¡Disfrutad del kiwi propio o ajeno y que viva el látex!

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: